Yo creo que a estas alturas de la película ya a nadie le sorprende que sea un desastre con eso llamado “estrategia de marketing” 😅 Ayer dije en Instagram que iba a comenzar a hacer reseñas de libros gatunos, comenzando el jueves, o sea, dentro de dos días. Pero hoy veo que es Sant Jordi (es que nunca sé en qué día vivo) y me ha dado envidia tanta gente compartiendo sus libros favoritos, así que me he dicho, pues ea, lo hago hoy. Espero que esté a la altura de las expectativas “santjordineras” 😂

Lecturas gatunas

Desde muy niña he sido aficionada a la lectura. Recuerdo que era muy fan de los libros de Barco de Vapor. ¡Qué nostalgia! ¿Los recuerdas? Creo que los azules eran para edad más temprana y los naranjas para 10-12 años. ¡Los devoraba! Cada vez que salía uno nuevo, mi madre me lo compraba en nuestra librería de cabecera (supongo que una librería es algo imprescindible cuando tienes hijos en edad escolar 😂). Recuerdo también con cariño El club de los cinco y Mafalda. He sido afortunada de compartir mi infancia y preadolescencia con personajes tan interesantes.

Luego llegó internet, Kindle… y aunque me resistí a ello, dejé de leer libros, con su papel, su cubierta, sus letras impresas y su olor a libro. Pero lo peor han sido los últimos dos años en los que apenas he leído nada… Y comencé a preguntarme qué demonios me estaba pasando, si siempre he sido una ávida lectora, de tener dos y tres libros a la vez en mi mesilla de noche…

Y un día llegó una clienta y amiga que me recomienda leer “Lo que aprendemos de los gatos”, de Paloma Díaz-Mas, porque cree que me va a encantar. Libro y gatos, pues por supuesto que me va a encantar. No he acabado de hablar con ella y ya lo he comprado en Amazon, deseosa como estoy de volver a despertar el gusanillo lector de nuevo.

Y para colmo de casualidades, unos días después otra clienta y amiga me pregunta acerca de una recomendación de libro gatuno, pero que sea más un “manual de uso”… y me doy cuenta de que esta va a ser la manera en la que voy a leer ávidamente otra vez: haciendo reseñas de todos los libros gatunos que caigan en mis manos y releyendo los que ya tengo en mi haber 🙂 ¡Me ilusiona mucho este pequeño proyecto! Espero que te guste leerlo tanto como a mí llevarlo a cabo.

 

Lo que aprendemos de los gatos

Cuando Esther me habló de este libro me dijo: “es muy bonito y muy triste a la vez”, y creo que es un buen resumen de lo que te puedes encontrar. Si amas a los gatos como yo lo hago, es bastante probable que se te escape una lágrima o dos en varias ocasiones. Porque Paloma Díaz-Mas habla de Tris Tras, su gata con la que convivió varios años y que falleció de mayor. No, no te estoy haciendo spoiler, es que Paloma comienza por lo difícil para que, una vez nos lo saquemos de encima, podamos disfrutar del resto de la lectura.

Ella explica que su libro no es un libro para saber más de cómo tratar a los gatos, cómo hacerles felices o qué necesidades se han de cubrir… es un libro en el que cuenta qué nos enseñan ellos día a día de la vida, de estar más presentes en el ahora y no complicarnos la cabeza con un montón de pensamientos del pasado o del futuro. Paloma ha comprendido y plasmado en las hojas de este libro lo que los gatos llevan tanto tiempo tratando que entendamos. S0n animales mágicos, los gatetes.

Podría contarte más, pero no quiero desvelarte ninguna sorpresa. Es un libro muy cortito, de solo 120 páginas, pero merecen la pena todas y cada una de ellas. Emociones a flor de piel en todo momento, gracias a una prosa muy cuidada y elegida para dibujar retratos mentales que nos harán sonreír o llorar, según el momento.

Te voy a dejar una muestra de su lectura para que te hagas una idea:

«En el jersey negro que acabo de ponerme he encontrado uno, dos hilillos de oro. Tomo uno de ellos entre los dedos — no me resulta fácil porque, pese a su delicadez, la fibra se adhiere con fuerza a la lana del jersey, como su estuviera entrelazada con ella — y lo observo. Si mi vista fuese mejor o pudiera observarlo con una lente de aumento, ya sé lo que vería con toda nitidez: la fibra dorada no es de un solo color, sino que tiene tres tonos, el rubio dorado oscuro, el blanco y, entre uno y otro, un suave color crema tan delicado que resulta difícil distinguirlo. Son las rayas que tenía Tris-Tras, que murió hace ya cuatro meses.»

Lo que aprendemos de los gatos está publicado por la editorial Anagrama, y puedes adquirirlo en Amazon por 11,61€.

¡Feliz Sant Jordi y feliz lectura gatuna!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Y mantente al día de todas nuestras novedades.

Te has suscrito correctamente, ¡bienvenido!

1
Hola, ¿en qué puedo ayudarte?
Powered by