Hace unas semanas, una clienta y amiga me preguntaba por algún libro para aprender mucho sobre gatos, más allá de lo que podemos encontrar en blogs o de lo que nos puede contar nuestro vete las visitas rutinarias (que son sólo una — con suerte — o dos al año). Inmediatamente se me vino a la mente el libro del que os voy a hablar hoy: «El encantador de gatos» de Carlos Rodríguez.

Como quería cerciorarme de que el consejo que le estaba dando era bueno, decidí releerlo y así aprovechar para hacer la review que te traigo hoy.

¿Quién es Carlos Rodríguez?

Estoy segura de que conoces a Carlos Rodríguez, aunque en un primer momento no te suene. Carlos es el veterinario que hay detrás de «Mascoteros»que no solo es una clínica en Rivas Vaciamadrid, sino que además es una tienda online, es la asociación «Mascoteros Solidarios», de gran importancia en el mundo de la protección animal, y también es el programa de Atresmedia del mismo nombre. A qué ahora te suena más.

Podemos decir que ya por el solo hecho de ser veterinario, Carlos posee una formación e información que los demás no tenemos. Pero, como seguro sabrás, tener el título no lo es todo, depende de qué uso hagas del mismo (únicamente ganar dinero o ayudar a los animales a la vez). En este caso, Carlos tiene además un amplio conocimiento de la protección animal, ya que participa de manera habitual en el rescate de animales en peligro, y contribuye a realizar proyectos CER (Capturar – Esterilizar – Retornar) masivos para evitar camadas no deseadas, a la vez que conciencia sobre las consecuencias del abandono. Sobre el papel, Carlos Rodríguez es una de las mejores personas del sector para aprender sobre gatos.

El encantador de gatos

Puedes adquirir «El encantador de gatos» de Carlos Rodríguez en Amazon desde 2,48 en formato Kindle hasta 10€ en tapa dura. Sus 224 páginas se leen bastante fácilmente. En su mayoría, no se hace denso.

El libro se vende como un manual para aprender sobre las necesidades del gato, posibles problemáticas, educación, y algunas pinceladas de historia y curiosidades felinas. Y, efectivamente, eso es lo que nos encontramos. Una aproximación a los felinos, que seguro abrirá una puerta a quien se decida a adoptar a un gato por primera vez.

El encantador de gatos. Carlos Rodríguez.

Paso a paso

Un largo camino. Carlos nos relata, quizá demasiado exhaustivamente, el origen del gato y su devenir por la historia hasta nuestros días. Me sorprende la profundidad con la que acomete este punto, teniendo en cuenta que posteriormente hay otros temas, creo que más importantes, por los que pasa de puntillas.

Del desierto al adosado. Qué factores tener en cuenta a la hora de incorporar un felino en nuestra vida. Aconseja la adopción, pero no hace tanto hincapié en ello como podríamos esperar de una persona que trabaja con animales menos favorecidos y ve cada día las consecuencias de la compra de animales.

Algunas de las pautas que da para elegir a un animal creo que no están bien explicadas. Entiendo que cuando una persona va a elegir su primer animal es aconsejable que sea un animal «fácil» y socializado, pero seguir detenidamente las pautas que él propone supondría dejar sin casa a muchos animales que también necesitan un hogar, como animales adultos, abuelos o enfermos. No existe un animal ideal, los animales también tienen su propia personalidad, y eso es lo único que debería condicionar una adopción, la conexión con el animal, no cuestiones como la edad, el color o el pelo (a no ser que seamos alérgicos).

El juego: base de la socialización. En este apartado habla no sólo de lo necesario que es el juego para los gatos y gatitos, sino que también informa de los peligros de no tener las ventanas protegidas, o de dejar salir al gato a la calle. Echo en falta una advertencia más vehemente en estos apartados, dado que el accidente que más atienden los veterinarios es el denominado «gato paracaidista», y ya sabemos los peligros que pueden acechar en la calle para los gatos, aunque vuelvan a dormir a casa.

También aquí toca el tema de acostumbrar a los gatos a salir en el transportín por viaje o visita al veterinario, pero pasa muy levemente por encima. Creo que la lucha con el transportín es la que más tememos las personas que convivimos con gato, y necesitamos recomendaciones más detalladas.

No te entiendo. Con este título que refleja lo que muchas personas hemos sentido la primera vez que hemos tratado con un gato, Carlos se mete de lleno en el comportamiento de los felinos, detallando cómo delimitan su territorio y el uso que hacen de los sentidos (5 y ¿puede que alguno más? 🤷🏻‍♀️), así como sus hábitos de higiene y las necesidades que sus humanos tendremos que satisfacer.

Si te intrigan los procesos sexuales de los gatos, aquí encontrarás información sobre conductas y celo, sin olvidar la esterilización y su importancia. Por último, dedica unas páginas a la alimentación, que en esta ocasión se me han hecho muy escasas. Este es el apartado más denso del libro y abarca muchos temas, como te detallo, pero creo que falta profundización en todo ello.

Me sorprende negativamente la cantidad de veces que menciona que debemos confiar en las marcas comerciales y darle fundamentalmente pienso a nuestros gatos, sin hacer una diferenciación entre las marcas comerciales de SuperMercado, las de veterinario, o las SuperPremium. No menciona la recomendación de dar piensos sin cereales, y parece hacer una clara alusión a la dieta BARF sin llegar a mencionarla, desaconsejándola. Se olvida de mencionar cuán importante es que un gato tome comida húmeda DE CALIDAD para evitar la aparición temprana de problemas de riñón producidos por la dieta seca. Los gatos son animales que en la naturaleza no beben grandes cantidades de agua, sino que se alimentan del agua de los cuerpos de sus presas. Al darles solo pienso, obtienen nada de agua. Necesitamos incentivarlos a beber y a comer comida húmeda.

Por favor, dime algo. Otra de las cosas que nos va a ayudar a entender a nuestro gato será el lenguaje corporal, los marcajes, y las feromonas. ¿Por qué se frotan los gatos? ¿Por qué lo arañan todo? ¡Aquí tendremos respuestas!

¡¡Ya no aguanto más!! Este es otro de los apartados más extenso del libro, en el que Carlos trata de explicarnos por qué los gatos pueden desarrollar conductas no deseadas, y creo que ya solo hablando de esto se podrían escribir 10 libros más. Estrés, problemas de desarrollo, de socialización, genéticos, médicos…

Aborda uno de los problemas que la gente más alega a la hora de abandonar a un animal: las micciones fuera del arenero. Se explaya bastante en este tema, y sí, comenta que hay que consultar con el especialista, porque cada gato es un mundo y no se puede atender a un problema de este calado de manera genérica. Pero el profesional al que acudir no siempre es el veterinario. En un primer momento puede que sí, para descartar problemas médicos. Pero si el profesional no es experto en etología, puede que no nos ayude más allá. Necesitamos un etólogo, profesión difícil de encontrar y poco valorada, pero afortunadamente, cada vez hay más.

Sólo dedica dos líneas a los beneficios de introducir un segundo gato, y por mi experiencia esta no es una «opción más», en gran número de casos es la solución perfecta. ¡Lo mejor es adoptar a dos gatos juntos! En general, mi sensación con este apartado es que se limita a enumerar los posibles problemas que puede presentar un gato, y si acaso dando explicación a qué características del animal pueden ocasionarlo, pero no da soluciones. Y si alguna da, pasa por métodos que ya hemos probado y son más estresantes para el gato. Se olvida de la importancia de tener una correcta estimulación ambiental con rascadores, juguetes, escapatorias verticales, diferentes puntos de comida y agua, juegos interactivos para la comida…

Intentémoslo de nuevo. Carlos nos habla del castigo, de cómo funciona, con qué intensidad se debe aplicar… y se olvida de decir que no se debe castigar nunca a un animal, especialmente a los gatos, que no reaccionan nada bien al castigo. Con castigos a nuestro gato lo que conseguiremos con un  99% de probabilidad es no solucionar el «problema» y causar otro tangencial.

¡¡Eres el mejor!! En este apartado, Carlos nos cuenta los beneficios de convivir con gatos brevemente, para pasar luego a relatarnos todas las terapias con gatos que se han desarrollado en residencias, centros penitenciarios… Está bien conocer esas realidades, y dedica unas líneas a la ética de este tipo de terapias con animales. Pero no sé si este apartado hubiera quedado mejor simplemente detallando la cantidad de estudios que relatan los beneficios de convivir con animales, gatos en concreto, en lugar de tocar un tema que puede resulta controvertido, puesto que muchas asociaciones y personas amantes de los animales no están de acuerdo con la «utilización» de los animales como herramientas, aunque sean de terapia y con ética aparente.

 

En conclusión

En general, me parece un libro muy interesante y casi diría que imprescindible para personas que nunca han convivido con gatos y quieren iniciarse en este fascinante mundo. Carlos hace hincapié en repetidas ocasiones en que un gato no es un perro pequeño, que no tiene nada que ver, y por eso los conocimientos que podamos tener de los cánidos (que están más en boca de todo el mundo) no sirven para convivir con un gato. Carlos toca todo lo que hemos de tener en cuenta a la hora de escoger un animal (por favor, adoptemos siempre), las necesidades del gatito, del gato adulto, juego, alimentación, cuidados… Como iniciación y acercamiento inicial, es un libro magnífico.

Pero, al igual que muchas gente ha hecho en los comentarios de Amazon, le reprocho la falta de profundidad en algunos temas, recurriendo de manera muy reiterada a la frase «acudamos a un especialista». Es cierto, con un gato hemos de acudir constantemente a un especialista, del mismo modo que lo haríamos con nosotros mismos o un hijo humano si desconocemos cómo proceder, pero ¿qué especialista? ¿Veterinario, etólogo, nutricionista animal…?

Creo que profundiza demasiado en la parte de la historia y las terapias con animales, y deja de lado la alimentación, las diferentes marcas no recomendables que existen en el mercado… creo que tenía que haberse mojado más. Y hay una total ausencia de uno de los temas más cruciales en la vida del gato, como es la estimulación ambiental, sin la cual el gato puede deprimirse, estresarse y desarrollar mil comportamientos no deseados, frente a los beneficios que tiene para su salud mental en el caso de tener una estimulación correcta.

Mi puntuación sería de 6´5/10.

Si te decides a leerlo, me encantará conocer tu opinión al respecto. ¿Me la cuentas en comentarios?

error
Lecturas gatunas. «El encantador de gatos» de Carlos Rodríguez.
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies