Cada año se extravían en España más de 200.000 animales. Es imposible calcular cuántos de esos animales han sido abandonados, y cuántos han perdido simplemente su rumbo de vuelta a casa, pero al menos 150.000 terminan en las perreras.

¿Cómo podemos evitar que nuestros compañeros de vida engrosen estas listas si se pierden? Aquí os dejamos algunos consejos.

PREVENCIÓN

Lo más importante siempre es prevenir la pérdida del animal, curarnos en salud.

  • Gatos, hurones y otros animales que no salen al exterior: el consejo de Animal Care a este respecto siempre va a ser no permitir a los animales salir al exterior de la vivienda, a no ser que las condiciones de la misma lo permitan de manera excepcional: si se trata de una viviendo unifamiliar y se puede cerrar el jardín, los gatos, hurones, etc., pueden ser muy felices en el mismo, asegurándonos de que no haya ningún resquicio por el que puedan salir. En caso contrario, la vivienda será suficiente para ellos, siempre que tengan un enriquecimiento ambiental adecuado: platos de comida y agua repartidos por la casa, areneros en número suficiente, adecuado al número de animales, rascadores, árboles, túneles… Gatos y hurones, sobre todo, son animales territoriales, que serán felices en su territorio, sea como sea, siempre que tengan cosas que explorar. La alternativa, perderse en las calles, pelearse con otros animales, no dispones de comida, agua, o contagiarse de enfermedades o sufrir accidentes, es mucho menos halagüeña para ellos. Por otro lado, las ventanas son otra vía de escape a cubrir, con mosquiteras resistentes que no eviten la entrada de luz y aire, pero sí la salida de animales curiosos.
  • Perros y animales que pasean habitualmente por la calle: dejar a nuestro compañero perruno atado a la puerta del supermercado mientras hacemos la compra es una irresponsabilidad. No sólo puede zafarse de la correa y huir, lo que supondría que se perdiese, puede ser robado, ocasionar un accidente, o sufrir un golpe de calor al quedarse al sol, que lleva demasiado frecuentemente a estos animales a la muerte. Aunque sea un engorro, es mejor pasear primero al perro, dejarlo felizmente en casa, y después hacer la compra (o viceversa). De igual modo, si solemos pasear con nuestro compañero suelto, no le perdamos de vista, aunque hablemos con otros humanos en el parque, puesto que un momento es suficiente para que se aventuren a explorar.
  • Castrar a todos los animales: la época de celo es complicada para todos los animales, y sus instintos priman sobre el cariño que tienen a sus humanos o a los hábitos que hayan adquirido a su lado. Es el momento del año en el que más animales desaparecen, puesto que se comportan de manera distinta a la usual, sus responsables están desprevenidos, y un resquicio de una ventana, abrir la puerta al llegar a casa o una correa mal sujeta pueden ser suficiente para que nuestro amigo salga corriendo en pos de esa necesidad que le apremia. Un animal lejos de su responsable supone una pérdida, una posibilidad de accidente y, en este caso, una camada no deseada.
  • Chip: esto no evitará que el animal se pierda, pero facilitará el encontrarlo, y una vez extraviado ya no se puede poner. Por eso, ponle chip a tu compañero. En perros, gatos y hurones es obligatorio, pero pregunta a tu veterinario por los nuevos chips de tamaño más reducido y pónselo a cualquier animal con el que convivas. Incluso aunque no salga de casa, un descuido supone una huida, y sin chip, los animales terminan en las perreras sin saber que tienen familia. Tan importante es poner el chip como mantener los datos actualizados en caso de cambio de domicilio, teléfono, cambio de responsable…
Chip
Chip
  • Identifica: en los animales que salen a la calle (perros sobre todo) es importante que lleven collar, para que se les identifique rápidamente como perro casero, y en el collar una placa con un nombre y un teléfono. Esto facilitará las cosas en caso de no poder leer el chip inmediatamente.

ACTUACIÓN

Los accidentes ocurren y, a pesar de todas estas medidas, ha habido un descuido y tu compañero ha desaparecido. ¿Qué haces?

  • Recorre el barrio inmediatamente: la mayor parte de las veces, los animales han salido a explorar las zonas colindantes a los que ya conocen y no se alejan demasiado. La curiosidad les lleva, olfateando, a querer ampliar un poco el territorio, y puede que no sepan volver solas. Pide ayuda a algún amigo, familiar o vecino para barrer más radio y no te alejes demasiado, a no ser que tengas sospechas de que se haya podido asustar o que tenga un amigo frecuente en un punto alejado. Enseña fotos a los viandantes, pregunta en las clínicas veterinarias de la zona… La mayor parte de las situaciones se solucionan en las primeras horas y queda en un susto o travesura del animal.
  • Notifica la pérdida: las primeras horas han pasado y tu compañero no ha aparecido… es hora de notificar la pérdida. En primer lugar, a la Policía Local, para que sepan que lo estás buscando, para que te avisen en caso de encontrarlo, y no te multen por abandono si lo encuentran. A las perreras de tu zona y las asociaciones protectoras (que no son lo mismo, las primeras son servicios municipales del ayuntamiento, las segundas suelen ser asociaciones privadas). Y, por último y mucho más importante, al REIAC, Red Española de Identificación de Animales de Compañía, para que estén al tanto del suceso.

Según Leire Jiménez, veterinaria de la Sociedad Española de Animales y Plantas (SPAP ) solo en la Comunidad de Madrid, la identificación de perros y gatos con microchip permitió recuperar a 13.400 animales en 2011.

  • Difusión en la zona: por supuesto, hacer carteles y colgarlos en farolas del barrio, árboles del parque y veterinarios sigue siendo efectivo. Pon una foto, en color a ser posible, y donde se vean las principales características de tu compañero, y a continuación el día que se perdió (no pongas “ayer”, sino “el lunes 3 de agosto”, por ejemplo), la zona exacta, el carácter, para saber si se dejará coger o no y, sobre todo, no olvides indicar un contacto en el que localizarte.
  • Difusión en Internet: las redes sociales han unido cada vez a más familias gracias a su poder global. En Facebook hay grupos dedicados a animales perdidos y encontrados, páginas web en las que poner anuncios al respecto… SrPerro.com también ha visto la necesidad de dar respuesta a esta realidad, y ha creado este servicio en el que poder dejar datos de animales perdidos y encontrados para que los usuarios puedan ayudar a reencontrarse perros y gatos con sus humanos: http://www.srperro.com/perdidos-encontrados. Otras webs de ayuda:
  1. http://www.perdidosyencontrados.com/
  2. http://on.fb.me/1tUkojQ
  3. http://bambu-difunde.net/animales-perdidos

Solo nos queda desearos la misma suerte que tuvo Zaco, el Scottish Terrier que apareció perdido recientemente en un parque de Carabanchel y que, gracias al chip (aunque no estaba actualizado) y a la intervención de una pareja animalista que no dudó en dedicar todo su día en encontrar a su familia, se ha podido reunir con sus responsables felizmente.

Zaco
Zaco

 

Animales extraviados
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies