España ostenta el cuestionable orgullo de estar a la cabeza de Europa en materia de abandono de los denominados “animales de compañía”. Las perreras, refugios, albergues y asociaciones, así como casas particulares de voluntarios, se llenan cada año de los perros, gatos, conejos, pequeños roedores, aves, hurones, etc., que sus “responsables” originales ya no quisieron más, y dejaron a su suerte en un parque, un campo, una carretera… dependiendo del nivel de conciencia y culpabilidad de cada uno.

Son muchas las campañas contra el abandono que cada año se lanzan para concienciar a la ciudadanía. Pero no son suficientes, cuando la cifra sigue sin disminuir de manera sensible. Quienes luchamos por un cambio en esta realidad, continuamos buscando las palabras que produzcan el clic dentro del corazón de quien cada año condena a muerte a su compañero, e incluso reincide.

Gatitos abandonados
Gatitos abandonados

150000 abandonos al año. Esto significa que, cada 3min, en algún lugar de nuestro territorio, un animal está siendo abandonado y condenado a muerte. Condenado porque un animal que ha nacido y vivido en cautividad, con todas sus necesidades cubiertas sin mover un músculo, no sabe buscarse la vida en libertad. Condenado, porque aún sabiendo, el habitat en el que se le libera, es más hostil de lo que debería, por la presencia del humano y el exceso de civilización. Carreteras que han sustituido a bosques, coches, movimientos de fauna y flora… En dos semanas, sino antes, la mitad de los animales abandonados estarán muertos. La otra mitad, quizá en el corredor de la muerte, esperando una oportunidad a contrarreloj. Los más afortunados, los menos, volverán a encontrar un hogar del que puede que no vuelvan a salir hasta el fin de sus días.

Es más fácil caer en esta espiral de muerte y desdicha de lo que creemos. Comprar una “mascota”, en lugar de adoptar, contribuye a que esta bola se haga más grande, en lugar de disminuir. Las tiendas de animales no hacen otra cosa que contribuir a esta cosificación de estos seres vivos, aumentando exponencialmente las opciones de que, en cuanto no se esté satisfecho con el “producto adquirido”, sea devuelto o “desechado”. Sin hablar del tráfico de granjas de cachorros que se esconde tras algunas de las mismas, sin poder saber siquiera cuáles son. Granjas donde perros adultos son hacinados y maltratados, condenados a procrear durante toda su vida útil, para ser abandonados o sacrificados una vez no sean de utilidad. ¿Pensamos alguna vez qué ocurre con los cachorros descartados, los que nacen “menos monos” o con alguna malformación? ¿O con aquellos que se hacen demasiado mayores en la tienda y no han sido vendidos?

No compres, adopta. Cuando adoptamos, empatizamos más con la historia de nuestro compañero. Nos preguntamos de dónde viene, quién lo habrá abandonado, si le habrán pegado, si habrá tenido una cama, comida rica y una buena educación en su anterior casa. Sea como fuere, sabemos que ha sufrido, que él quería a sus humanos y que, aunque le hayan abandonado y gritado, él no quería alejarse de ellos. Esa empatía, y la gratitud de su mirada, nos unirán más a él.

Perros abandonados
Perros abandonados

Pero al adoptar, hemos de saber que un animal es para toda la vida, para toda SU vida. Que puede necesitar cuidados diarios, veterinario, que se puede hacer pis en casa, hasta que aprenda (o incluso no aprender nunca!), que necesitará salir varias veces al día, o necesitará que juguemos con él. Que una jaula no es un lugar para estar, que en vacaciones necesitará que tomemos decisiones, pero contando con él, no dejándolo atrás. Que se hará mayor, puede que más caprichoso, o más incontinente. Que necesitará un etólogo o educador. Que romperá cosas… Y tenemos que tener muy claro que le vamos a querer aún a pesar de todo ello, y que siempre seremos capaces de ponernos en su lugar. Porque ellos solo nos tienen a nosotros.

Abandono
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies